lunes, 4 de enero de 2016

COOKIES con CHIPS DE CHOCOLATE, CHÍA Y AVENA (sin manteca)








A todos nos gustan las galletas con chips de chocolate, son las favoritas de mis hijas y que mejor que hacerlas más nutritivas, añadiendo algunos ingredientes como las semillas de chía (o lino), que además de aportar omega 3 son muy ricas. Estas galletas quedan bien con nueces (más omega 3) o almendras o cajú. Pueden prepararlas y guardarlas en un frasco de vidrio y van a durar una semana...en casa solo duraron un par de días.  La yapa es que al contrario de muchas recetas que llevan toneladas de manteca, para estas galletas use aceite de oliva, quedan tiernas en el interior y crocantes por fuera. Son muy simples y divertidas para que las hagan los chicos.


Ingredientes:

  • Harina integral.................3/4 taza
  • Avena...............................1/4 taza (junto con la harina suman 1 taza en total)
  • Azúcar integral.................1/4 taza
  • Huevo.....................1
  • Chips de chocolate.............lo que quieran
  • Semillas de chía molidas..................2 cucharadas 
  • Vainilla natural..................1 cucharadita
  •  Miel........................1 cucharada
  • Aceite de oliva...................2 cucharadas
  • Manteca de maní................1 cucharada (si no tienen sumen una de aceite o de líquido si no quieren usar materia grasa)
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
Pasos
  1. Unir los ingredientes húmedos en un bol: aceite, manteca de maní, huevo, vainilla y miel y mezclar bien con una cuchara de madera.
  2. En otro bol unir los ingredientes secos: harina, azúcar, avena, chía, bicarbonato y chips de chocolate.
  3. Incorporar los ingredientes secos a la primera mezcla, revolver y unir todo en una masa húmeda y pastosa.
  4. Disponer la masa de galletas, de a cucharadas en una placa para horno sin engrasar. Aplastar un poco cada galleta.
  5. Hornearlas de 8 a 10 minutos a 200 grados o hasta que estén doradas por debajo. Dejar enfriar en la placa unos minutos y luego pasar a una rejilla para enfriar.
  6. Rinde 18 galletas medianas aproximadamente.




martes, 29 de diciembre de 2015

GALLETAS de JENGIBRE











Estas galletas ya son tradición en casa, las hacemos todos los años y las regalamos a nuestros amigos y familiares. Son deliciosas, tiernas y con mucho sabor y aroma a especias. Las niñas fueron las encargadas este año de principio a fin, yo solo ayude un poco con la masa. La receta rinde 2 docenas.


Ingredientes:
  • Harina integral.............1 taza
  • Harina común 0000.....1 taza
  • Manteca........................100grs
  • Huevos.........................1
  • Azúcar integral.............1/2 taza
  • Miel...............................3 cucharadas
  • Especias...........1 cucharadita de jengibre en polvo, 1 cucharadita de canela y 1(2 de nuez moscada)
  • Bicarbonato de sodio...........1/2 cucharadita
  • Sal marina.........1/4 de cucharadita
  • Esencia de vainilla natural....1 cucharadita
Pasos:
  1. Batir la manteca (debe estar blanda) con el azúcar hasta que esté cremosa.
  2. Añadir el huevo, la miel y la esencia de vainilla y batir un poco más en forma suave.
  3. Mezclar en otro bol las harinas juntos con el bicarbonato y las especias.
  4. Añadir los ingredientes secos (que mezclamos en el bol) al batido, de una sola vez.
  5. Unir bien todo hasta formar un bollo tierno
  6. Ponerlo en la mesada junto con más harina y amasarlo un poco para unir bien y que nos quede una masa lisa y fácil de trabajar (no la toquen mucho porque con el calor se ablanda)
  7. Envolverla con papel film y dejarla reposar en la heladera dos horas. Es muy importante para poder trabajarla con facilidad.
  8. Retirarla de la heladera y estirarla en la mesada con el palote y un  poco de harina. Cortar las formas deseadas y acomodarlas en una placa sin engrasar, no es necesario. A medida que vamos llenando placas para el horno es mejor ponerlas en la heladera y luego hornearlas. Solo 10 minutos son suficientes.
  9. Hornearlas por 8 minutos en horno a 180 grados o hasta que tengan la base dorada
  10. Cuando estén frías preparar un glasé: 1 taza de azúcar impalpable y una cucharadita de jugo de limón leche o agua, (yo uso leche queda mejor). Mezclar bien todo hasta formar una pasta corrediza pero no demasiado líquida, es importante batir el glasé un poco, solo con el tenedor para que quede bien blanco.
  11. Colocar el glasé en una manga o solamente chorrear con un tenedor sobre las galletas.
  12. Dejar secar muy bien el glasé. Luego se pueden poner en bolsas para regalar como hicimos nosotras o guardar en una lata por una semana o más.
  13. Si quieren decorar con color pueden agregar gotas de colorante vegetal de su color favorito al glasé.


miércoles, 23 de diciembre de 2015

TORTA DE ZANAHORIA ( CON LICUADORA)























La receta original me llamó la atención porque es muy fácil de hacer, pero lleva demasiada azúcar, muchísimo aceite y harina blanca. Yo la modifique usando coco rallado, que aporta mucha dulzura y como se licuan los ingredientes no se nota su textura. Usé menos de la mitad del aceite que proponía la receta original y por eso incorpore jugo de naranja para darle humedad. Pueden incorporar frutos secos o pasa de uva, yo use semillas de girasol por encima. Esta torta es ideal como postre o para una buena tarde de té. Funciona muy bien en cuadrados pequeños como petit fours.

Ingredientes:

  • Zanahorias...2
  • Jugo y cáscara de 1 naranja
  • Azúcar integral............3/4 taza
  • Aceite de oliva............1/4 taza
  • Coco rallado.un puñado
  • Esencia de vainilla natural
  • 2 huevos
  • 1 cucharada de polvo de hornear 
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • Harina integral o común..........150 grs (1 taza y una cucharada)
Pasos:
  1. Colocar en la licuadora: la zanahoria pelada y en trozos, el aceite el jugo y ralladura de naranja, la vainilla, el azúcar, el coco y los huevos. Licuar todo hasta lograr una pasta homogénea.
  2. En un bol grande unir la harina junto con el polvo de hornear y el bicarbonato y mezclar.
  3. Agregar el batido a los ingredientes secos y unir bien con espátula. Verter en un molde aceitado y enharinado de 22 cm para una torta pequeña y torta alta o de 24 si queremos una torta baja y que rinda más porciones.
  4. Yo use un molde 24 y quedó baja si quieren hacer una torta de cumple deberían duplicar la cantidad de ingredientes y hornearla en dos moldes iguales.
  5. Hornear hasta que un pincho salga limpio y seco, aprox 30 minutos en horno a 180 grados.
Al día siguiente esta torta, húmeda y tan aromática, sabe aún mejor y con una generosa cucharada de helado raw de banana es deliciosa!!!


lunes, 14 de diciembre de 2015

COOKIES de CHOCOLATE, AVENA Y FRUTOS SECOS (vegan: huevos y lácteos free)










Sábado, mucho calor y ganas de ensayar recetas nuevas, quiero hacer galletas,  muy ricas y muy chocolatosas, encontré una receta y como no puede ser de otro modo la di vuelta, elimine ingredientes y agregué otros. El resultado: mmmmm unas deliciosas, húmedas y sabrosas galletitas navideñas. Ideales para regalar en un lindo frasco. Se pueden hacer más grandes como un galletón y regalar de a una. Se hacen muy rápido unos 30 minutos entre preparación y horno. En la receta menciona puré de manzana, la razón es que aporta humedad a la masa y dulzor, de este modo reducimos la cantidad de azúcar y de materia grasa, yo aproveché unas trozos sobrantes de manzana roja que tenía y los procese con un poco de agua con la minipimer, aprox 1 manzana pequeña, usar el rallador para papillas también sirve.

Ingredientes para 24 galletitas:
  • 1 taza de harina integral
  • 1 taza de avena arrollada
  • 3 cucharadas de cacao amargo de buena calidad
  • 3 cucharadas de coco rallado
  • 1/2 taza de azúcar mascabo (integral)
  • 1/2 taza de puré de manzana
  • 1/2 taza de aceite de oliva suave o girasol de primera presión en frío, o de coco.
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 1 puñado de nueces
  • 1 puñado de almendras
  •  4 barritas de chocolate
  • 2 cucharaditas de polvo de hornear + 1/2 de bicarbonato
  • 1/4 taza de agua  o leche vegetal
Pasos:
  1. En un bol grande colocar los ingredientes secos y unir bien
  2. Picar las nueces, almendras y el chocolate y agregar a la mezcla anterior, integrando bien todo.
  3. Agregar los ingredientes húmedos: aceite (yo use oliva no se percibe en el resultado final), agua o leche vegetal,manzana y vainilla. Unir bien todos los ingredientes, debe quedar una masa húmeda y unida.
  4. Tomar pequeñas porciones de la masa y colocar en una placa aceitada (o usar papel manteca)
  5. Hornear por 10 minutos (a 200 grados) o hasta que estén doradas en la base. Cuando las retiren y las transfieran a una rejilla las notarán un poco blandas, cuando se enfríen se endurecen.
  6. Duran una semana o más en un lugar fresco y seco, en frasco de vidrio.

viernes, 11 de diciembre de 2015

ÑOQUIS de ARVEJAS CON SALSA de TOMATES FRESCOS











Es fin de semana, hay ganas de cocinar, se me ocurre hacer ñoquis con espinaca, no tengo y en la verdulería tampoco hay, quiero que tengan algo verde, miro el frizer y junto a legumbres varias tengo arvejas congeladas, las que me traje de mi visita a las huertas de Iriarte Verde, a veces también tengo las congeladas del super, me sacan de un apuro, no tienen aditivos, no son ecológicas pero se cosechan y congelan conservando sus nutrientes. Antes que eufóricos abanderados de la crítica on line me salten a la yugular porque me atrevo a cocinar saludable y aun así, usé panceta en esta receta, les digo que no soy vegetariana,  mi alimentación y la de mi familia, está basada en vegetales, frutas, legumbres, cereales integrales, semillas y pescado, a veces como carne y a veces uso panceta. Se puede reemplazar por hongos de pino ahumados, también los uso y mucho, me encantan los hongos de todo tipo crudos o en preparaciones, son muy proteicos, y tienen muchas propiedades.  Mis pichonas (Emma y Maya) vinieron a pedirme a la cocina que me apure con las fotos, ya querían comer los ñoquis.  Salieron deliciosos, una buena idea de esas que solo tenes cuando la original falla, son suaves y con fondo dulce por las arvejas, con manteca y queso o un buen pesto son un lujo.

Ingredientes para los ñoquis:

  • Ricota.............500grs o un paquete 
  • Huevo........................1 
  • Arvejas frescas congeladas. 1 taza
  • Harina compún 000....cantidad necesaria
  • Mix de semillas..........................3 cucharadas
  • Nuez moscada, sal marina y pimienta negra
Para la salsa de tomates:
  • Tomates perita maduros.................4 o 5
  • Dientes de ajo...................2
  • Laurel............1 hoja
  • Aceite de oliva
  • Orégano y albahaca secos
Topping: panceta ahumada salteada, hongos secos de pino hidratados y salteados con jerez o vino blanco, tambíen hongos frescos como gírgolas, portobelos o champiñones,  flores de brócoli al vapor, un buen pesto de nueces y albahaca fresca, etc.

Pasos:
  1. Descongelar las arvejas sumergiéndolas en un bol con agua bien caliente y luego escurrirlas.
  2. En un bol colocarlas junto a la ricota y el huevo, procesar con la minipimer.
  3. Agregar sal, pimienta, nuez moscada y las semillas y unir bien. Añadir harina hasta formar una bollo que no se pegotee pero que este humedo y firme. Colocarlo en la mesas y agregar un poco más de harina, solo hasta que podamos hacer rollitos y no se nos pegue, si agregamos mucha harina luego quedarán duros. 
  4. Hacer los clásicos rollitos y luego cortar en pequeñas piezas. Yo los congelo mientras hago la salsa para que no se peguen y se ablanden con el calor y la humedad de la cocina. Los pongo en una placa espolvoreada con harina y al frizer.
  5. Para la salsa tomar una ollita y un rallador  vertical de los que usamos para rallar zanahoria. Usar los agujeros más grandes. Rallen todos los tomates, solo les quedará la piel en la mano, que van a descartar.
  6.  Agreguen los dientes de ajo apenas machacados con el cuchillo, el laurel y las hierbas secas. Agreguen un poco de sal marina y una cucharada de aceite de oliva. Lleven a fuego mínimo y que hierva por unos 5 minutos.
  7. Poner una olla grande con  agua a hervir. Yo lo hago al principio, cuando termino con los ñoquis y la salsa, unos 20 minutos, el agua ya está hirviendo y puedo, luego de ponerle sal gruesa echar los ñoquis. Cuando suben ya están.
  8. Si usan panceta ahumada la cortan muy chiquita y la doran, sin materia grasa, en una sartén.
  9. En una fuente o en cada plato sirven: ñoquis, sala y topping elegido, queso y lluvia de mix de semillas.












viernes, 4 de diciembre de 2015

BUDÍN HÚMEDO de MANZANA CON CROCANTE de CEREALES (integral y vegan / lácteos y huevos free)







Este budín húmedo de manzanas es super aromático, con vainilla y canela. Ideal para compartir con amigas, yo se lo preparé a mi amiga Vero para que se recupere más pronto de su fractura. Pueden usar jengibre fresco, cardamomo, coco lo que mas les guste. Las nueces y almendras le quedan de maravillas. Si no tienen pasas, dátiles y ciruelas picadas pueden ser una buena opción. La cobertura es opcional, pueden espolvorear  azúcar impalpable, o hacer un glasé y decorar con almendras tostadas o granola y cereales crocantes o comerlo así, como salió del horno.

Ingredientes:
 Budín
  • 2 tazas de harina integral
  • 1/2 taza de azúcar mascavo
  • 1/2 taza de aceite de oliva suave o girasol o coco o manteca fundida
  • 1/2 taza de jugo de naranja o leche vegetal o yogur natural o agua
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1 cucharadita de polvo de hornear
  • Una manzana verde rallada
  • Pasas de uva....la cantidad que les guste
  • Canela y esencia de vainilla

Para el glacé:
  • 4 cucharadas de azúcar impalpable
  • 1 cucharada de leche vegetal o común o jugo de limón
Pasos:
  1. Mezclar los ingredientes secos en un bol (harina, azúcar, leudantes y especias)
  2. Agregar la manzana rallada, el aceite, el jugo o leche y la vainilla y unir bien con movimientos envolventes 
  3. Añadir las pasas y unir bien.
  4. Colocar en un molde aceitado y hornear por 30 minutos o hasta que un cuchillo salga limpio y seco. Dejar enfriar sobre una rejilla por 15 minutos y desmoldar
  5. Preparar el glasé y rociar el budín, espolvorear con el topping elegido, granola, cereales o frutos secos y dejar que se seque. 




CIRUGÍAS GÁSTRICAS PARA MENORES (Con opinión mía en la nota)




CIRUGÍAS GÁSTRICAS PARA MENORES

Un Exceso por otro

POR DEBORAH MANIOWICZ

Un Exceso por otro
Por Deborah Maniowicz
No importa si son niños ricos o pobres. Si sus padres los llevan a comer a restaurantes gourmet o si se meten a la boca lo primero que encuentran. La obesidad infantil no distingue sexo ni clase social. Según datos de la OMS, la Argentina presenta el mayor porcentaje de obesos menores de cinco años de toda América latina, un 7,3 por ciento. Además, según la Encuesta Mundial de Salud Escolar realizada en 2012, el 28,6 por ciento de los adolescentes de 13 a 15 años tienen sobrepeso y el 5,9 son obesos. Que los niños comen mal no es una novedad, pero en los últimos años surgieron tratamientos de lo más controvertidos para tratar el exceso de peso: campamentos para adelgazar, operaciones de reducción de estómago y by pass gástrico. ¿Cuáles son las consecuencias de una infancia con sobrepeso y cómo puede afectar este tipo de intervenciones en la salud psíquica y física de los menores? 
Intentando sacarles dramatismo a las intervenciones quirúrgicas teens, Jorge Harraca, coordinador de la Comisión de Cirugía Bariátrica de la Asociación Argentina de Cirugía y con seis intervenciones a chicos de 14 a 18 años en su currículum, dice que “en nuestro país las cirugías no se hacen de forma rutinaria sino en casos específicos de obesidad mórbida. Es una alternativa para nenes de 11 años o más cuando se agotan las instancias intermedias. No se deben haber realizado más de cien intervenciones, pero estimo que va a ser una alternativa cada vez más frecuente porque los resultados son buenos”.
Según Harraca, cuando un paciente llega a consulta, los pasos a seguir son las siguientes: 1) Se averigua la historia alimentaria del paciente y su grupo familiar. 2) Se evalúan las condiciones propias del paciente, como las enfermedades genéticas. 3) Se trabaja en un marco multidisciplinario (psicóloga, cirujano, nutricionista y pediatra) sobre las pautas de comportamiento del niño. 4) Se decide el tratamiento médico. 5) Se espera alrededor de seis meses para ver si el paciente tiene una respuesta positiva. 6) Se evalúa el éxito o el fracaso del tratamiento y, si no funcionó, se evalúa realizar una operación.
Felisa Lambersky de Widder, médica pediatra y psicoanalista (APA e IPA), considera al by pass en infantes “una atrocidad, porque es un ataque al cuerpo. El problema no está en el tubo digestivo. El niño es un sujeto, no es un obeso. Lo importante es entender qué le pasa con la comida. No estoy de acuerdo con la operación, ni como primer recurso ni como último. Operarlo es una situación traumática que no resuelve el problema”. 
Las operaciones más frecuentes en niños son dos: el by pass gástrico, que según Harracarequiere más controles desde el punto de vista alimenticio, y la gastrectomía en manga, que se realiza “cuando el paciente, aparte de obesidad, tiene diabetes e hipertensión”, y consiste en una cirugía de reducción de estómago a una forma tubular, lográndose que mastique más lentamente y tenga mayor saciedad.
Berta Spaini, psicóloga y directora del centro Vivir Delgado, dice que, se haya intentado o no un tratamiento, la intervención es una medida “prematura”: “Conozco muchos casos de gente que se ha operado y ha vuelto a aumentar, entonces hacerlo tan temprano es saturar las posibilidades”, dice. Respecto de la solución, Spaini cree que “hay que trabajar con la familia del chico sobre pautas alimenticias y el acento no debe estar puesto en adelgazar sino en tener una vida saludable”. Para la especialista, el sedentarismo, la poca vida social, el poco contacto con la naturaleza y el exceso de tecnología crean un entorno amigable para el sobrepeso.
La obesidad infantil es una epidemia mundial. Existen 42 millones de niños y niñas con sobrepeso, el 80 por ciento en países en desarrollo. En América latina, 1 de cada 4 niños y adolescentes está excedido de peso. Y según una investigación reciente del Centro de Estudios sobre Políticas y Economía Alimentaria y Evaluación Nutricional de la UBA, el 40 por ciento de los chicos argentinos tiene sobrepeso u obesidad.
En los chicos, el exceso de peso se determina mediante tablas de percentilos. El sobrepeso se ubica entre los percentilos 85 y 95 y la obesidad, por encima del 95.
Gabriela Saddakni, chef especialista en cocina saludable, hace foco en que “la obesidad infantil tiene que ser abordada de un modo interdisciplinario y trabajando con el grupo familiar. Aun cuando la operación conlleva un descenso importante de peso, ese niño, su familia y su entorno necesitan una reeducación alimentaria. Vivimos en una cultura obesogénica que descuida a los niños ofreciéndoles comida hipercalórica, llena de grasa y azúcar, que estimula el paladar para querer comer más”.
Para intentar corregir las cifras de obesidad, la organización médica Sublimis creó un “campamento para adelgazar para niños de hasta 15 años” que busca que bajen de peso, retomen la actividad física, aprendan sobre nutrición aplicada a su rutina, obtengan contención psicológica y prevengan enfermedades. Para Lambersky de Widder, “todo lo que sea poner el foco en el chico es estigmatizarlo. Tanto en medicina como en psicología, el síntoma es la expresión de algo. Si mandamos un chico a un campamento para adelgazar, estamos focalizando en que es gordo. Es como que a un chico que tiene problemas de vista lo mandemos a un campamento para chicos con anteojos, y si se hace pis encima, le hablemos de ese problema todo el tiempo”.
Respecto del entorno, Saddakni resalta que “un niño obeso es consecuencia no sólo de una genética determinada, sino de un entorno social. El hecho de estar hablando sobre la cirugía bariátrica en niños nos tiene que hacer sonar una alarma como sociedad. Uno puede mirar la situación particular del niño obeso que está sufriendo física y psicológicamente y la operación bariátrica puede parecer una solución posible –aunque todavía no hay suficiente evidencia de los resultados a largo plazo–, pero si la pensamos en varias generaciones de niños y entendemos la obesidad infantil como un problema de salud social, creo que se requieren otras respuestas más abarcadoras y menos miopes, como políticas públicas y leyes” 
Un problema urgente
  • 7,3 por ciento de los niños menores de 5 años son obesos en la Argentina.
  • 28,6 por ciento de los adolescentes tienen sobrepeso en la Argentina.
  • 100 cirugías aproximadamente se realizaron en el país a adolescentes.
  • 11 años o cuando se completa el desarrollo óseo es la edad mínima para intervenir.
Fuentes: OMS, Encuesta Mundial de Salud Escolar.

http://www.veintitres.com.ar/article/details/49108/un-exceso-por-otro