martes, 21 de junio de 2016

GRANOLA SIN AVENA + LECHE DE NUEZ






Adoro la granola en todas sus versiones, esta receta la prepare porque quería una granola sin cereal, es decir sin gluten y que no tuviera el problema de una avena poco cocida. Resultó una granola super aromática crocante y muy proteica y llena de fibra y omega 3!!!.  La leche que usé es de nuez una leche muy untuosa y de textura más densa que otras. Este post va dedicado a Cintia y sus tres pollitos, me super insistió en su nuevo descubrimiento ( la leche nuez) parece que en su nido están todos muy contentos. Si tienen canela en rama y no en polvo, pueden colocar una rama en el frasco con la granola y de este modo van a obtener todo su aroma.


GRANOLA:
Ingredientes:

  • Semillas de lino molidas...........1/2 taza
  • Semillas de chía molidas...........1/2 taza
  • Coco rallado...............................1 taza
  • Mix de frutos secos y semillas de girasol o zapallo.......1 taza
  • Esencia natural de vainilla.......una cucharadita
  • Miel................................3 cucharadas soperas (o mas si te gusta más dulce)
  • Canela.............................1 cucharadita
Pasos:
  1. Poner todos los ingredientes (menos la vainilla y la canela) en un una asadera y mezclar bien para unir todo.
  2. Esparcir bien la mezcla en la asadera para que quede una capa y llevarla a horno moderado por 5 a 8 minutos, solo queremos que el coco tome un ligero color dorado. 
  3. Retirar del horno y perfumar con la vainilla y la canela, agregar si lo desean pasas de uva o frutos como damasquitos o peritas cortados en cubos en este momento y mezclar un poco más.
  4. Dejar enfriar y guardar en frasco de vidrio.
Leche de nuez:

Ingredientes:
  • Nueces......................1 taza
  • Agua de filtro o  mineral............1litro
  • Pizca de sal marina y pizca de azúcar mascabo cucharadita de miel
  • Aceite de coco u oliva.......1 cucharadita
Pasos:
  1. Poner las nueces en remojo por unas 8hs
  2. Colocarlas en el vaso de la licuadora con el agua y licuar bien.
  3. Pasar el líquido por una bolsa para leches o un lienzo limpio (colocado sobre un bol) y exprimir bien apretando el lienzo o la bolsa para extraer bien la leche.
  4. Enjuagar la licuadora y verter la leche nuevamente, agregar la sal, el azúcar y el aceite y licuar un poco para emulsionar.
  5. La leche que obtenemos es una leche de sabor neutro si se busca una leche dulce se puede agregar más miel o azucar o utilizar datiles.












jueves, 17 de marzo de 2016

MANIFIESTO

miércoles, 9 de marzo de 2016

ABRIL


miércoles, 2 de marzo de 2016

TORTA ESPONJOSA DE AVENA (lácteos free)







Esta torta es muy delicada en sabor y textura, es esponjosa y a la vez se desmiga un poco, yo le puse chips de chocolate pero pueden usar pasas de uva, nueces, avellanas, semillas de chía. Para aromatizar use vainilla, no obstante,  canela, ralladura de naranja o limón pueden ser una buena variante.

Ingredientes:
  • 150grs de azúcar común (no tenía mascavo pero pueden usarla)
  • 4 huevos
  • 75cm cúbicos de aceite de oliva
  • 2 tazas de avena arrollada más 1 cucharada para el molde
  • chips de chocolate
  • vainilla
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio y otra de polvo de hornear 
Pasos:

  1. Batir los huevos con el azúcar hasta que estén cremosos y amarillo claro.
  2. Agregar la vainilla y el aceite y unir bien todo.
  3. Procesar las 2 tazas de avena y luego mezclarla con el polvo de hornear, bicarbonato y los chips de chocolate.
  4. Unir los ingredientes secos a la mezcla de huevos y unir todo con movimientos envolventes.
  5. Aceitar un molde de 24cm de diámetro y espolvorear con la cucharada de avena arrollada
  6. Verter nuestra preparación en el molde y salpicar con un poco de azúcar común y gotitas de agua (para que se forme esa deliciosa capa crocante y dulce por encima de nuestra torta)
  7. Cocinarla por 35 a 40 minutos a 180 grados o hasta que un palillo salga limpio y seco.





lunes, 29 de febrero de 2016

TIEMPOS MODERNOS: NUESTROS HIJOS COMEN MUCHO PEOR (que nosotros de chicos)


Cuando hablamos de los snacks que comen los chicos hoy en día, en las escuelas, en sus actividades extracurriculares,  todas las opciones son en base a mucha azúcar, sal, grasas no saludables y aditivos. Muchas personas dicen que nosotros de chicos también comíamos comida chatarra y estamos bien. Bueno, las tazas en obesidad, diabetes, cáncer e hipertensión no dicen lo mismo. Pero la discusión es sobre si nuestra realidad era la misma que la de nuestros hijos. Para los que fuimos criados en los 70 u 80 la cosa era muy diferente:
·       No comíamos snacks a toda hora y nuestras meriendas y desayunos eran en casa
·       Los publicistas de comida no gastaban 10 millones de dólares en publicidad de alimentos chatarra para nosotros
·       Las abuelas no nos compraban yogur con rocklets o papas fritas para la merienda
·       No teníamos cumpleaños todas las semanas donde nos atiborrábamos de comida de mala calidad llena de grasas, sal y azúcar.
·       No tomábamos gaseosas, aguas saborizadas, gatorade o  jugos todos los días a toda hora.
·       No teníamos menú infantil, comíamos lo mismo que nuestros padres
·       La diabetes tipo 2 del adulto se llamaba así porque no existía en niños
·       No esperábamos tener una esperanza de vida más corta que la de  nuestros padres
·       No veíamos publicidad 24hs al día dirigida exclusivamente a nosotros de comida chatarra.
No nos podemos esconder detrás de la falsa idea de que los niños están expuestos a la comida chatarra igual que nosotros a su edad. La realidad es muy diferente y debemos hacer algo para cambiarla.
Algunos ideas que puedes implementar ya mismo:

1       AGUA: Que tus hijos tomen agua en casa y fuera de ella, compra un termito y que lleve agua fresca en su mochilas a sus actividades diarias. En las comidas de todos los días agua, limonada casera o soda. Si no compras aguas saborizadas, jugos y gaseosas estarás evitando darle a tus hijos: azúcar, edulcorantes (promotores de enfermedades neurodegenerativas), sal, colorantes (responsables de alergias, hiperactividad), grasas no saludables, y muchos otros aditivos.  También le ahorrará al planeta todas esas botellas de plástico. 

      COMER EN CASA: si eres de los que espera a que su hijo salga de karate, fútbol o gimnasia con un jugo y una bolsa de papas fritas o un chocolate, espera a llegar a tu casa y ofrecele una merienda sana y nutritiva, el solo hecho de comprar cosas en un kiosco limita mucho las opciones, y tu hijo puede esperar a comer al llegar, es un buen entrenamiento. Si la distancia es muy larga siempre puedes llevar una fruta, frutos secos, cereales inflados, etc.

2     GOLOSINAS EN FORMA OCASIONAL: Las golosinas son ocasionales, esto quiere decir muy de vez en cuando, no las tengas en tu casa, así no deberás decir que no todo el tiempo. Comprálas alguna que otra vez como algo especial y para compartir entre todos. Un alfajor es una golosina, llena de grasa y azúcar, no es una colación/merienda adecuada para un niño en crecimiento, no compres paquetes enormes para poner en su mochila todos los días.


3   UNA SOLA COMIDA PARA LA CENA/ALMUERZO: Deja de preparar comida diferente para los niños, menú infantil o solo lo que crees que ellos comen. Solo lo/a estás condicionando a elegir entre una comida de mala calidad y sin ningún nutriente y otra similar. Preparar una comida para toda la familia es la mejor forma de preparar un ambiente propicio para que tus hijos aprendan a comer variado y se animen a probar diferentes alimentos, y para ello necesitan tener la oportunidad de hacerlo. 

viernes, 19 de febrero de 2016

MUFFINS CON MANZANA Y AVENA


Los "Morning Glory Muffins" son muffins hechos con manzanas, hay muchas recetas y variaciones. yo arme mi receta y obtuve 12 deliciosos muffins humedos, sabrosos y llenos de nutrientes. Muchos de los ingredientes pueden ser reemplazados por otros similares. Las manzanas, la miel y las zanahorias aportan dulzor suficiente pero si vuestro paladar requiere más dulzor se pueden espolvorear con azúcar impalpable o agregar un poco de azúcar mascavo a la mezcla. Arme esta receta en cantidades fáciles de recordar, casi todo es de a 2!!!!. Son un delicioso snack para llevarse al trabajo o para la vianda del cole, pueden hornear el doble y frizarlos en bolsas ziploc, consejo, que no se enfríen del todo asi no pierden su humedad.


Ingredientes para 12 muffins grandes:

  • 2 huevos
  • 2 manzanas rojas pequeñas (pueden usar bananas)
  • 2 zanahorias pequeñas
  • 2 tazas de avena arrollada (fina, media o gruesa)
  • Jugo y ralladura de medio limón
  • 2 cucharadas soperas de miel (o azúcar mascavo si es para menores de 1 año)
  • 2 cucharadas soperas panzonas de manteca de maní (o aceite vegetal de primera presión, coco, oliva o girasol usen 3 cucharadas)
  • Polvo de hornear y bicarbonato de sodio una cucharadita de té de cada uno
  • 2 cucharadas soperas de semillas molidas (chía y lino)
  • 2 cucharadas soperas de frutos secos picados, yo elijo nueces me encantan y son puro omega 3 como las semillas
  • 2 cucharaditas de sabor: una de canela y otra de vainilla natural
Pueden agregar pasas de uva, semillas de zapallo o girasol, almendras, etc. A pedido de mis hijkas agregue chips de chocolate pero no es en absoluto necesario.

Pasos:
  1. Pelar y cortar en cubitos las manzanas, si son orgánicas pueden usarse con cáscara igual que las zanahorias. 
  2. Rallar las zanahorias, a mi me gusta echarlas al final para que se sientan la textura pero pueden ponerlas al principio en trozos y las licuadora se va a encargar de todo.
  3. Colocar en la licuadora los huevos, la mantequilla, las manzanas, la miel y las zanahorias, todos los ingredientes húmedos y licuar.
  4. Agregar los ingredientes secos, avena, polvo de hornear, frutos secos, tec y licuar hasta lograr una pasta homogénea pero no demasiado así podemos encontrar trocitos de manzana y nueces.
  5. Colocarlos de a cucharadas en un molde de muffin con capacidad para 12 aceitado previamente y hornear a 180 grados por 20 minutos o hasta que un cuchillo salga limpio y seco.
  6. dejar enfriar unos 5 minutos y desmoldar.







lunes, 4 de enero de 2016

COOKIES con CHIPS DE CHOCOLATE, CHÍA Y AVENA (sin manteca)








A todos nos gustan las galletas con chips de chocolate, son las favoritas de mis hijas y que mejor que hacerlas más nutritivas, añadiendo algunos ingredientes como las semillas de chía (o lino), que además de aportar omega 3 son muy ricas. Estas galletas quedan bien con nueces (más omega 3) o almendras o cajú. Pueden prepararlas y guardarlas en un frasco de vidrio y van a durar una semana...en casa solo duraron un par de días.  La yapa es que al contrario de muchas recetas que llevan toneladas de manteca, para estas galletas use aceite de oliva, quedan tiernas en el interior y crocantes por fuera. Son muy simples y divertidas para que las hagan los chicos.


Ingredientes:

  • Harina integral.................3/4 taza
  • Avena...............................1/4 taza (junto con la harina suman 1 taza en total)
  • Azúcar integral.................1/4 taza
  • Huevo.....................1
  • Chips de chocolate.............lo que quieran
  • Semillas de chía molidas..................2 cucharadas 
  • Vainilla natural..................1 cucharadita
  •  Miel........................1 cucharada
  • Aceite de oliva...................2 cucharadas
  • Manteca de maní................1 cucharada (si no tienen sumen una de aceite o de líquido si no quieren usar materia grasa)
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
Pasos
  1. Unir los ingredientes húmedos en un bol: aceite, manteca de maní, huevo, vainilla y miel y mezclar bien con una cuchara de madera.
  2. En otro bol unir los ingredientes secos: harina, azúcar, avena, chía, bicarbonato y chips de chocolate.
  3. Incorporar los ingredientes secos a la primera mezcla, revolver y unir todo en una masa húmeda y pastosa.
  4. Disponer la masa de galletas, de a cucharadas en una placa para horno sin engrasar. Aplastar un poco cada galleta.
  5. Hornearlas de 8 a 10 minutos a 200 grados o hasta que estén doradas por debajo. Dejar enfriar en la placa unos minutos y luego pasar a una rejilla para enfriar.
  6. Rinde 18 galletas medianas aproximadamente.