sábado, 25 de febrero de 2012

SANDWICH TOSTADO CAPRECE, HUMMUS Y ENSALADA DE PALTA



Hoy es sábado, hace calor y tenemos mucha fiaca, es hora de almorzar y la alternativa sencilla y nutritiva y muy rápida es la siguiente: Tostado de tomate queso fresco y albahaca en pan pita, ensalada de núcula, tomates y palta y hummus de porotos blancos. Si todo los hice en pocos minutos y solo ensucie la licuadora. preparar los emparedados y tostarlos no tiene ningún secreto, bueno uno quizás me gusta untar el pan con un poco de aceite de oliva, luego los demás ingredientes y los pongo en el hornito eléctrico a muy alta temperatura 220° por 5 minutos, para que queden tostados y con el queso fundido pero tibios. Para la ensalada use vegetales de estación y los preferidos por mis niñas, la palta y el tomate. Y por primera ves comieron núcula y les encanto, en otras ocasiones les parecía de sabor muy fuerte, por siempre digo que no hay que insistir con los vegetales solo tienen que ser parte de la mesa/ofrenda y claro ser disfrutados por los adultos a quienes los niños imitan.
El hummus de porotos blancos es un variante del clásico de garbanzos es muy suave y cremoso y se hace en poquísimos minutos, hacer dips es una forma simple y divertida de incorporar legumbres a nuestra dieta, son muy nutritivas y son mas fáciles de digerir si están procesadas. Sugiero cocinar legumbres y tenerlas en el frizer pero antes la inesperada pregunta de ¿que hago de comer, que sea nutritivo y en pocos minutos? bueno una lata de legumbres nos saca de apuro y como digo prefiero legumbres en lata que salchichas embazadas o patitas de pollo.
Hummus de porotos blancos:
•    1 lata de porotos blancos muy bien enjuagados para quitarles la sal
•    1 diente de ajo
•    3 cucharadas de aceite de oliva
•    1 cucharada de pasta de sésamo
•    gotas de jugo de limón
•    sal y pimienta negra de molinillo
•    pimentón dulce para decorar
•    agua tibia 2 cucharadas aprox.

Lavar muy bien los porotos, colocarlos en la licuadora con el ajo, el aceite, la pasta de sésamo, la sal la pimienta y unas gotitas de jugo de limón (apneas no queremos que se sienta solo que equilibre el sabor de el aceite de oliva y el sésamo). Licuamos, agregamos un poco de agua tibia para que se ponga cremoso y licuamos hasta obtener la consistencia cremosa y firme de un hummus. Lo servimos con aceite de oliva y pimentón. Algunas variantes llevan romero, o alguna hierba fresca como albahaca, ciboullet. Se puede comer con tostaditas o vegetales crudos cortados en tiritas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada