lunes, 6 de febrero de 2012

ENTENDIENDO LAS ALERGIAS ALIMENTARIAS


Los niños más pequeños pueden rechazar a algún alimento porque les causa malestar como dolor de panza, de cabeza, etc. Hay que estar muy atentos porque aunque no puedan decirlo con palabras y los síntomas no sean muy visibles pueden tener intolerancia al alimento rechazado.
Las estadísticas señalan que el 7% de los niños son alérgicos a algún alimento, en los adultos la incidencia es menor un 2%.
Algunas definiciones para que sea más claro:

Sensitividad alimentaria: Es un término bastante general para describir cualquier respuesta anormal a un alimento o aditivo alimentario.
Alergia alimentaria: Es una reacción del sistema inmune del cuerpo, usualmente disparada por proteínas contenidas en los alimentos como leche de vaca, nueces, porotos de  soja, huevos y trigo.
Shock anafiláctico: Es una reacción de todo el cuerpo, hacia alguna sustancia, que pone en riesgo la vida. Los síntomas incluyen hinchazón de la boca y garganta, dificultad respiratoria, caída en la presión sanguínea y perdida de conocimiento. En otras palabras ¡buscar ayuda rápidamente!
Intolerancia alimentaria: Es una reacción adversa, generalmente no involucra al sistema inmune, como por ejemplo la intolerancia a la lactosa.
Intoxicación alimentaria: Es una reacción adversa producida por comida contaminada con microrganismos como parásitos, toxinas de bacterias, etc.
Anticuerpos: Son una cadena larga moléculas de proteínas producidas por el sistema inmune del cuerpo en respuesta a sustancias extrañas.
Para diagnosticar una verdadera alergia alimentaria hay que tener en cuenta la historia médica, realizar un completo examen físico haciendo foco en las zonas en donde se presentan los síntomas de la alergia. Dietas de eliminación en donde se eliminan alimentos sospechosos de provocar alergia de la dieta de a uno por vez. Análisis de sangre en los que se buscan anticuerpos específicos.
¿Cual es la diferencia entre una Alergia y una Intolerancia?
La diferencia esta en como tu cuerpo lidia con la comida ofensiva. Una alergia alimenticia afecta el sistema inmune del cuerpo. Una Intolerancia afecta el metabolismo del cuerpo. En otras palabras el cuerpo no puede digerir apropiadamente un alimento resultando un "caos intestinal".
Enfermedad Celiaca: Es un desorden crónico en personas predispuestas genéticamente, que sufren dolor intestinal luego de comer c cualquier cosa que contenga gluten, una proteína que se encuentra en el trigo, avena, cebada y centeno (TACC).Las personas con esta condición tienen que seguir una dieta libre de gluten sino pueden sufrir una desnutrición severa por diarreas crónica y mala absorción de nutrientes.
Intolerancia a la lactosa: Algunas personas sufren muchas molestias como dolores estomacales, diarrea, gases, etc. luego de comer productos lácteos es por que tiene intolerancia a la lactosa (azúcar de la leche). El intestino no posee la enzima lactasa que es la responsable de metabolizar este azúcar, cada molécula de lactosa debe romperse en dos de galactosa y así poder ser absorbida y llevada a la sangre, sin la enzima esto nunca sucederá. No confundir intolerancia a la lactosa con alergia a la proteína de vaca, esta última involucra una severa reacción del sistema inmune, estas personas son alérgicas a los productos deslactosados también ya que la proteína sigue estando presente en ellos.
•    En EEUU entre 30 y 50 millones de americanos sufren de algún grado de intolerancia a lactosa.
•    Un 70% del mundo no produce suficiente lactasa y tiene algún grado de intolerancia
•    La toma crónica de antibióticos y antinflamatorios puede influir en la perdida de la habilidad para digerir lactosa
•    La mayoría de las personas pierden esta habilidad alrededor de los dos años
Fuente: Total Nutrition Guide, Joy Bauer, Alpha editors

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada